En todo momento recibimos información para concienciarnos de lo importante que es protegernos frente al COVID-19, pero también es prioridad e igual de fundamental cuidar nuestra salud mental y la de quienes nos rodean.

Seguro que estos días te notas más nervioso, inquieto, con un poquito de ansiedad y estrés. Tranquilo, es normal. Vivimos una situación totalmente nueva y anormal.

A pesar de que somos opositores y estamos acostumbrados a la incertidumbre, esta situación incrementa nuestras dudas.

¿Qué estoy haciendo yo para sobrellevar esta situación?

  1. Ser realistas. Esta situación es real, está pasando y seguirá siendo así las próximas semanas. Hazte a la idea. Es una situación que tiene principio y fin, también un por qué. Debes adaptarte a esta nueva realidad, no pensar en lo mala que es, en todas las cosas que podías hacer antes o en el tiempo que va a durar. Pensar en esas cosas solo va a generar más estrés y ansiedad.
  2. Ante los pensamientos negativos, lo mejor es ser racional. Sentir miedo es natural y normal, pero no permitas que este te paralice, te haga actuar de forma irracionales o que se apodere de ti. Anota todos esos pensamientos negativos que se te vienen a la mente, reflexiona sobre ellos, si tienen solución, si dependen de ti… una vez que sacamos esos pensamientos de nuestra cabeza, nos damos cuenta de que en su mayoría son tonterías.
  3. Evita el exceso de información. Es posible que sufras de infoxicación al estar 24/7 viendo noticias y leyendo sobre el tema. Consulta las noticias como si fuese un día normal, silencia historias en instagram o bloquea palabras en twitter. Conocer los últimos datos e información minuto a minuto no hará que esta situación termine antes, solo te generará más ansiedad y estrés.
  4. Rutina para combatir la incertidumbre. Proponte una rutina más marcadas, con su horario. Esto te ayudará a dejar de pensar en cosas innecesarias y que no están en tu mano. Procura dormir las horas necesarias, haz todas las comidas, procura llevar una dieta variada y saludable, haz algo de deporte…
  5. No tengo el control de lo que ocurre, pero sí puedo controlar mis emociones y reacciones. Esto es lo más importante y que siempre debes tener en cuenta.
Cómo ser más productivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies