¡Hola compis! Hace unas cuantas semanas, casi un mes, os preguntaba por stories de instagram, a quién os apetecía que hiciese la próxima entrevista. Muchos de vosotros me habéis dicho que a @justioposicion. La cuenta de Isabel, ha sido una de las primeras que he seguido cuando me he abierto el perfil de instagram, por lo que me hace muchísima ilusión conocer un poquito más de ella.

Os dejos aquí las anteriores entrevistas que he hecho, a @opo_plumaverde, @demayorquieroserfuncionario y @blog_opositor_X

Antes de nada, muchísimas gracias por aceptar hacer la entrevista. Espero que disfrutes contestando a las preguntas y que a los lectores lo hayan leyendo las respuestas. Para empezar, un poquito sobre redes sociales… ¿Cuándo te has abierto la cuenta de instagram? ¿Por qué razón?

La cuenta la abrí en 2017, a finales de verano, creo recordar. Antes, meses antes, me había abierto otra pero no sé por qué me agobié y decidí borrarla, pero me di cuenta de que en mi cuenta personal (parezco famosa xD) seguía a demasiados opositores y había algo dentro de mí que me hacía querer contar mi vida opositil, así que volví.

¿Cuándo tomaste la decisión de hacer los vídeos sobre opositores? Están genial, creo que a todos nos encantan, nos sentimos súper identificados, estamos deseando ver más.

Jajaja muchas gracias 😀 Y yo que me alegro de que gusten tanto. Pues empecé a hacer historias en Instagram hablando sobre esas situaciones que ahora hago en los vídeos. Y veía que la gente me respondía riéndose, en fin, noté que gustaba la idea de hacer vídeos de humor sobre situaciones que sufrimos diariamente. El vasco me lo propuso, y dijimos «pues ea, vamos pa’alante». Es verdad que la idea era subir uno semanal, pero también se me acaban las ideas o voy más justa de tiempo, por lo que he tenido que bajar el ritmo. 

¿Qué es lo mejor y lo peor para ti de redes sociales?

Ay las redes sociales. Me encantan las redes sociales, en general, siempre he sido una enganchada a todo lo que ha ido saliendo, así que con Instagram no iba a ser menos. Lo mejor de «Justioposición» es que he conocido a mucha gente que vale oro; he conocido a muchos compis que han tenido buenas palabras para mi en momentos duros o de bajón. Es muy reconfortante, porque a pesar de la distancia e incluso del hecho que no  conocernos, los sientes cerca.
Creo que la comunidad opositil en instagram ha creado un entorno donde podemos describir como vivimos todo este camino, y eso sinceramente, es maravilloso. A nuestro alrededor poca gente llega a comprendernos.
Sin embargo,  no es oro todo lo que reluce, te encuentras ante situaciones raras o ante personas que no tienen educación o que simplemente tienen mucha cara. Por ejemplo no llevo bien el que me escriban para pedirme cosas como si yo fuera una academia. Hay una fina línea entre pedir consejo/ayuda en algo determinado, a que te aproveches de alguien. Sin hablar de los mensajes que van sin un «gracias» o «buenos días».
En fin, estoy contentísima de estar en este mundillo, porque esos malos comentarios o faltas de respeto suponen el 10% de todo. Es mínimo en comparación con todo lo bueno. 

Cambiando un  poco de tema… ¿A qué opositas? ¿Cuánto tiempo llevas opositando? (La pregunta más odiada por los opositores).

¡NUNCA SE DEBE PREGUNTAR A UN OPOSITOR CUÁNTO TIEMPO LLEVA! jajaja, nah, fuera  broma. Estoy opositando a los Cuerpos Generales de Justicia: gestión, tramitación y auxilio. Y llevo poco más de dos años. En mayo fue mi primera convocatoria.

¿Qué has estudiado previamente?

Yo estudié Criminología en la Universidad de Sevilla. Al terminar el grado tenía clarísimo que no me apetecía hacer un máster, así que Derecho era una espinita clavada (me quedé la 3º en lista de espera para entrar al doble grado de Derecho y Criminología) así que me matriculé en Derecho en la Universidad de Almería. Al terminar el primer año, decidí opositar, pero ahora sigo con ella a la vez. 

¿Qué consejo le darías a tu yo del pasado?

 Jajaja me encanta esta pregunta. A mi yo del pasado, la que empieza a opositar, le diría que no se tomara las cosas tan a pecho, como si fueran a cambiar el curso de la historia. Le gritaría bien fuerte: «Isabeh de mi alma, hay que estudiar, pero hay que vivir también». 

Durante el camino de la oposición nos encontramos con mucha gente que merece la pena, pero también con gente muy tóxica ¿Te has encontrado con alguna?

En general me he encontrado con personas que me han sumado. He conocido personas maravillosas, como he dicho antes. Pero tóxicas también, aunque menos (por suerte). Tuve una compañera de academia muy tóxica, que me hacía salir de clase muchos días enfadada. En la oposición hay mucha rivalidad, y algunos su manera de luchar contra ti no es estudiando más, sino intentando pisotearte. Pero de todo se aprende, y ya reiré yo algún día con mi plaza debajo del brazo. En Instagram también lo he visto, aunque donde están los mayores «opomiderders» son en FB y foros. Llegó un momento en mi vida opositil que dije «no puedo volver a meterme en esta página de fb o en tal foro, porque me estoy volviendo loca». Hay gente mala, a mi me cuesta verlas venir en el mundo real, pero en el mundo virtual se multiplican, y hay que estar atenta.

¿Cuál es tu consejo para enfrentarte a ella?

Mi consejo es no darle lo que quieren. Esta compañera me dijo dos veces en días distintos, tras hacer un primer examen mal: «Hay que ver Isa, tu que ibas a comerte el mundo y no has comido nada». La primera vez pasé, me fui a casa triste, pensando que ella tenía razón. La segunda vez no iba a hacer lo mismo; me has pisoteado una vez, dos no. Así que le contesté: «mira, me habré comido una mierda, pero cuando me coma el mundo voy a venir y te lo voy a refregar por la cara, y te aseguro que antes o después me comeré el mundo». Me quedé tan pancha que dormí como un bebé esa noche jajaja.

Opositar no es un camino fácil, todos tenemos días malos ¿Qué te motiva a ti para seguir luchando por tu plaza? ¿Qué cosas te inspiran y animan?

Tengo muy claro el objetivo. Quiero ser funcionaria, no hay otra opción. En la convocatoria pasada, para motivarme, me ponía a ver fotos de Bilbao (me presento por País Vasco) porque es mi ciudad favorita y la que quiero y espero que sea mi futura ciudad. Cogía el ordenador con el vasco y buscábamos casas para vivir y cosas para hacer allí.
Hay una frase que me dijo mi tío cuándo no sabía si trabajar y estudiar a la vez o solo dedicarme a la oposición, y que me ayuda a mantener fijo el objetivo. Yo trabajaba en la recepción de un hotel (odio ese trabajo) y siempre me quejaba de los clientes y sus faltas de respeto y educación. Tenía turnos rotativos, libraba un solo día a la semana, y toda esa mierda que nos encontramos en nuestro entorno laboral. Total, que hablándolo con él, me dijo: «Sobrina, mientras tú estás atendiendo a clientes y diciéndoles a qué hora es la comida, tus contrincantes están estudiando como si no hubiera un mañana. No pierdas el tiempo». 
 
Con esta frase no quiero decir que no se deba trabajar mientras se estudia, porque cada uno tiene unas circunstancias y eso es personal. Pero es una frase que me ayuda a mantenerme, a no soltarme, y además, la voy metiendo en otros contextos a mi antojo, por ejemplo, los días que me cuesta mucho ponerme, pienso: «Isabel, estudia que seguro que @Opodiary está estudiando y tu aquí perdiendo el tiempo».

¿Cuál ha sido tu peor momento durante la oposición?

Durante la oposición he tenido dos momentos muy malos. El primero fue cuanto suspendí mi primer examen, el de Gestión. Lo pasé realmente mal en ese examen. Tuve taquicardia, espasmos, me sudaban las manos, no podía respirar bien… Me costó muchísimo concentrarme, por lo que las primeras cuarenta preguntas fueron un desastre. Cuando salí del examen y lo corregí, estuve auto-castigándome semanas.
El otro momento malo fue que mi abuela murió estando yo haciendo el último examen. Había enfermado dos semanas antes, justo cuando llegué del segundo examen. Esas dos semanas han sido las peores de mi vida. Yo me crié con mi abuela porque mis padres trabajaban de sol a sol. Sé que hay muchas personas que no tienen esa relación con sus abuelos, pero para mi era como mi madre. Yo no quería ir a ese examen pero mi familia me obligó. Me enteré al salir, por lo que formé el drama del siglo en mitad de los pasillos jajajaja. La gente se acercaba a mi diciéndome que no pasaba nada, que solo era un examen.
Creo que estas dos situaciones han sido clave para no volver a tomarme la oposición de la misma manera. Perdí tanto en mi primera convocatoria, que de lo único que estoy segura ahora es de «opositar sí, pero vivir también». 

¿Qué consejo le darías a alguien que acaba de empezar en este mundillo?

 Le diría que no se agobie, y más si todavía queda mucho para el examen, y si queda poco, que lo de todo pero con conocimiento. Cuando empezamos a opositar creemos que es igual que el instituto o la carrera, entonces queremos ver todo el temario en dos meses, y nada más lejos de la realidad. Esa ansiedad de novato me hizo estudiar los primeros meses como si el examen fuera ya, y quedaba año y medio. Creo que hay que ser paciente, avanzar pero con cabeza.

Muchas gracias por responder a las preguntas y por transmitir siempre tanta alegría por instagram. Eres un sol.

Muchas gracias a ti por la entrevista. Me ha encantado responder todas las preguntas.


Espero que os haya gustado tanto leer esta entrevista como a mí. Os recomiendo 100% la cuenta de Isabel en instagram, es una persona de 10.


💐💸 Descuento de 10 euros con el código OPOSITORA10 en The Colvin Co, flores frescas a domicilio.


Por cierto también tengo canal de youtube, te dejo el link aquí para que le eches un vistazo. Si te gusta lo que subo, no dudes en suscribirte.


 

Entrevista a @justioposicion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies