https://laoposicionsehacomidomitiempo.es/ .

Los tributos: impuestos, tasas y contribuciones especiales.

Los conceptos, fines y clases de tributos se encuentran recogidos en el Artículo 2 de la Ley General Tributaria, Ley 58/2003, 17 diciembre, que de ahora en adelante nos referiremos a ella como LGT.

Los tributos son ingresos públicos que consisten en prestaciones pecuniarias exigidas por una Administración como consecuencia de la realización del supuesto de hecho al que la ley vincula el deber de contribuir.

Los tributos, además de ser medios para obtener los recursos necesarios para el sostenimiento de los gastos públicos, también podrán servir como instrumentos de política económica general y atender a la realización de los principios y fines contenidos en la Constitución.

Los tributos, cualquiera que sea su denominación se clasifican en tasas, contribuciones especiales e impuestos

Tasas son tributos cuyo hecho imponible consiste en la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público, la prestación de servicios o realización de actividades en régimen de derecho público que se refieran, afecten o beneficien de modo particular al obligado tributario, cuando los servicios o actividades no sean de solicitud o recepción voluntaria para los obligados tributarios o no se presten o realicen por el sector privado.

Un ejemplo de tasas: tasas judiciales, vado permanente, licencias de obras, etc.

Impuestos son los tributos exigidos sin contraprestación cuyo hecho imponible está constituido por negocios, actos o hechos que ponen de manifiesto la capacidad económica del contribuyente. La literatura a su vez admite diversas clasificaciones de los impuestos.  Los impuestos se pueden clasificar en:

  • Directos (IRPF) e indirectos ( IVA).
  • Personales (el contribuyente paga por su capacidad global) y reales (el contribuyente paga por un hecho que demuestra su capacidad adquisitiva).
  • Objetivos (no tienen en cuenta la capacidad del contribuyente) y subjetivos (la tienen en cuenta).
  • Periódicos (se pagan más de una vez en el tiempo) y en instantáneos (se pagan una vez por unos hechos).

Contribuciones especiales son los tributos cuyo hecho imponible consiste en la obtención por el obligado tributario de un beneficio o un aumento de valor de sus bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o del establecimiento o ampliación de servicios públicos.

Por ejemplo: construcción de un parque o plaza que revalorice las viviendas cercanas. Asfaltado de la calle, construcción de aceras. Establecimiento de una parada de bus o metro en una zona antes incomunicada. Etc.

Cabe hacer una pequeña referencia en este punto a los precios públicos, en este caso los servicios o actividades se realizan también por el sector privado, son de recepción voluntaria y permiten a las entidades públicas obtener beneficios o subvencionar distintos tipos de actividades.

La diferencia fundamental las distintas clases de tributos, radica en el hecho que genera el nacimiento de la obligación de contribuir, el hecho imponible.

Responder a minecraft download pc Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

22 ideas sobre “Los tributos: impuestos, tasas y contribuciones especiales.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies