Ante el reto del cambio climático somos muchos los que nos preguntamos qué es lo que podemos hacer, cómo podemos ayudar del modo que sea a combatir esta situación. La conciencia medio ambiental es una filosofía general que se ha disparado, no sin motivos, en los últimos años, que en algunos casos se ha convertido en una actitud ante la vida caracterizada por la implicación en la conservación del medio ambiente y mejorar el estado de este.  La conciencia ambiental es un movimiento social formado por persona preocupadas por el futuro que le depara a nuestro planeta. 

A través de mi Instagram (@laoposicionsehacomidomitiempo) os muestro diversas formas en las que, por ejemplo, podemos ayudar a reducir el consumo de plástico en varios ámbitos de nuestra vida.

Pero hace tiempo que estoy buscando información sobre cómo ayudar a reducir el consumo de plástico en el ámbito estudiantil ya que al igual que yo, son muchas las personas que gastan varios bolígrafos, subrayadores, tipex, folios… al mes o a la semana. Es por ello que me he animado a realizar esta entrada en el blog en donde os voy a dejar unas cuantas ideas para llevar a cabo un consumo responsable, con poco impacto en el medio ambiente a la hora de estudiar.

Empecemos por algo fácil, sustituir el papel normal por papel reciclado. Muchas personas relacionan papel reciclado con folios en tonos ocres o marrones, pero la innovación también ha hecho de las suyas en este ámbito y ahora podemos encontrar muchas marcas que comercializan folios reciclados completamente blancos.

Lo ideal, que reduciría 100% tu consumo de plástico, sería no usar un corrector, pero si eres de esas personas que no puede evitarlo, puedes optar por la opción de comprar un corrector con recambio. Es cierto que la bolsa en la que viene el recambio también es de plástico, pero ese plástico tarda menos en desaparecer que el de un corrector, puesto que es más fino.

Otra opción serían los bolígrafos borrables. Cada vez son más las marcas de papelería que se animan a producir bolígrafos que puedan borrarse. El problema es que la tinta desaparece con la fricción, pero también con el calor, por lo que si dejamos los apuntes al sol o cerca de una calefacción corremos el riesgo de que se borre lo que hemos escrito. Esto es un problema sobre todo a la hora de realizar un examen o apuntes que utilizaremos en el futuro. 

Lo bueno de los dos tipos de bolígrafos que os he dejado ahí arriba es que ambos tienen la opción de recargar su tinta mediante cartuchos que tenéis disponibles en un montón de tiendas.

Os he puesto esos dos ejemplos, pero podéis preguntar en vuestra papelería de confianza, grandes superficies como el corte inglés y demás, ya que existe la posibilidad de comprar cartuchos de tinta de muchos modelos de bolígrafos.

Y para finalizar, en vez de comprar un subrayador cada vez que se nos acabe uno, podemos comprar tinta para recargarlos.

Las tres marcas que os pongo en el lateral son las que fijo tienen esta opción. Así como en el caso de los bolígrafos señalaba que son varias las marcas que disponían de esta opción, con el tema subrayadores no estoy segura.

Las recargar, tanto de los bolígrafos como de los subrayadores están disponibles en varios colores.

Papelería respetuosa con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies