La mejor organización no asegura los resultados. Pero una estructura equivocada sería garantía de fracaso” Peter Drucker.

Lo primero que se debe tener en cuenta y lo más importante es que la oposición es como un trabajo.

  • Debemos crearnos una jornada laboral: 
    • Tenemos que elegir cuántas horas dedicaremos a la oposición. Lo ideal sería dedicarle entre 5 y 10 horas diarias, dependiendo de la proximidad del examen.
      • 5 horas si estás empezando a preparar la oposición está genial. Mantener este tiempo de estudio durante un par de meses antes de subirlo.
      • Una vez que pasan los meses debemos darle más caña, unas 6 u 8 horas sería lo óptimo. Yo creo que este tiempo de estudio debería mantenerse hasta que salga la convocatoria.
      • Una vez que tengamos la convocatoria publicada, lo ideal sería subir el ritmo de horas de estudio a 10.
    • La jornada laboral puede ser: de mañana, de tarde o partida. Eso es algo que debes elegir tu. Estudiar todas las horas por la mañana o por la tarde. Estudiar la mayor parte de horas a la mañana o a la tarde. O mitad y mitad.
  • El tiempo que dediquemos al estudio, debe ser efectivo. De nada vale pasarnos 8 horas frente a los apuntes si no estamos concentrados. Es mejor dedicar un número menor de horas de pleno rendimiento y luego descansar. De esta forma nos sentiremos mucho mejor.
  • ¿Cuántos días a la semana tengo de descanso?:
    • Al igual que antes, cuántos días a la semana descansar depende de en qué fase de la oposición nos encontremos. Si estás empezando a opositar, descansar un par de días a la semana está genial. Una vez que vas subiendo el ritmo descansar un día o día y medio. Cuando se acerca el examen, en mi opinión, debemos suprimir los días enteros de descanso y dedicar unas horas a la semana. No tienes por qué fijarte un día. Algo que a mí me pasa, es que a lo mejor un día no me doy concentrado por mucho que lo intente, o no me siento motivada para estudiar. O que el día de descanso, siento que podría rendir mucho más. La oposición es como un trabajo, pero tú eres tu propio jefe, esto te permite gozar de cierta flexibilidad a la hora de decidir qué hacer y cómo hacerlo, pero debes hacerlo.
  • Debemos cumplir nuestros horarios:
    • La oposición es como un trabajo. Tu jefe no te va a permitir llegar tarde por que hoy hacía frío y no podías salir de cama. ¿Qué te diría tu jefe si le dices que hoy no vas a trabajar por que tus amigos han quedado y tú no te concentras? ¿Qué pensáis que os diría vuestro jefe si te pilla en el trabajo con el móvil sin hacer lo que tienes que hacer? El problema durante la oposición es que nosotros somos nuestro propio jefe, y no cobramos dinero. Si no estudias o no cumples tu horario no vas a estar engañando a nadie, solo te vas a engañar a ti mismo.
    • Debemos crearnos horarios asequibles, que podamos cumplir. No debemos ponernos un horario sobrecargado, la mente se cansa. Antes de ponernos a estudiar 10 horas debemos entrenar muy bien. Nadie va al gimnasio el primer día y se pone a hacer bíceps con unas pesas de 12 kilos, y si lo hace, lo más probable es que al día siguiente no se pueda ni mover.
    • Si no te estás concentrando no cuenta como horas estudiadas. Las horas de estudio deben ser 100% efectivas. Si te pasas tres horas en el escritorio pensando en cualquier tontería debes parar y preguntarte a ti mismo ¿qué estoy haciendo? coger otro tema, algo de práctica, pero no sigas haciendo algo con lo que no te estabas concentrando.
  • Constancia: finalmente, una vez que te has creado un horario, has decidido cuántos días a la semana vas a descansar y has empezado a cumplir todo esto, te vas a encontrar con la dificultad de ser constante.
    • No podemos ser inestables “un día estudio 4 horas pero al día siguiente voy a estudiar 10 horas”, “hoy voy a estudiar solo dos horas y el resto del día voy a descansar, en vez de tomarme como libre el día que tenía fijado de descanso”. Tu eres tu propio jefe, así que ponte serio y hazte cumplir el horario. Si quieres modificar tu día de descanso, puedes hacerlo, pero siempre buscando la eficiencia, un buen rendimiento.
    • No te pongas excusas: muchas veces nos intentamos auto-engañar con ciertas excusas que si las piensas en otro momento, son una risa.

Para que os sea más fácil organizaros os voy a dejar unos horarios que he hecho yo: horarios para descargar, planificadores y calendarios. Y en esta entrada, podéis encontrar muchos más.

Aquí os dejo el resto de entradas en donde os hablo sobre planificación.

Son unos horarios bien simples como los de la foto de instagram, los he hecho yo. Podéis imprimirlos en unos folios de colores, así quedan más monos. Si queréis el archivo original para modificarlo a vuestro gusto mandadme un correo: laoposicionsehacomidomitiempo@gmail.com

Trucos para aprender a organizarse
Etiquetado en:    

3 pensamientos en “Trucos para aprender a organizarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies