Descubriendo la Correlación Ilusoria: El Sesgo Cognitivo que alimenta los Estereotipos

Efectos de la correlación ilusoria en los estereotipos

La correlación ilusoria es un fenómeno psicológico que provoca que las personas perciban una relación entre dos variables que no existen en realidad. El creador de esta teoría fue Chapman y Chapman (1967). Este sesgo cognitivo tiene una aplicación social en los estereotipos, que son percepciones exageradas basadas en unos pocos detalles que tenemos sobre determinados grupos de personas.

¿Qué es la correlación ilusoria?

La correlación ilusoria es la tendencia de nuestra mente a encontrar patrones o relaciones causales entre dos fenómenos sin tener en cuenta otras variables o factores relevantes. Es decir, relacionamos de forma incorrecta dos acontecimientos o características sin tener en cuenta otras variables que podrían explicar esa supuesta relación.

Funcionamiento de la correlación ilusoria

La correlación ilusoria se produce cuando nuestra mente encuentra una relación entre dos variables basándose únicamente en la presencia de ciertos estímulos o características, incluso si en realidad no existe ninguna relación causal entre ellas.

Mas:  "Oposiciones en marcha: 4 plazas para Auxiliares Administrativos en Cúllar Vega, Granada"

Por ejemplo, si en una ocasión hemos observado que un grupo de personas vestidas de negro se comportaban de forma agresiva, podríamos desarrollar el estereotipo de que todas las personas que visten de negro son agresivas. En este caso, la correlación ilusoria nos lleva a relacionar dos variables (vestir de negro y agresividad) sin tener en cuenta otros factores que podrían influir en el comportamiento agresivo.

Aplicación de la correlación ilusoria en los estereotipos

La correlación ilusoria tiene una importante aplicación en los estereotipos, ya que estos son percepciones exageradas basadas en unos pocos detalles que tenemos sobre determinados grupos de personas. Los estereotipos son una forma de simplificar la realidad y categorizar a las personas en base a una serie de características o comportamientos.

Por ejemplo, podemos tener el estereotipo de que las personas rubias son menos inteligentes, basándonos en la correlación ilusoria entre el color de pelo y la inteligencia. Sin embargo, sabemos que el color de pelo no tiene ninguna relación con el nivel intelectual de una persona, ya que hay rubios muy inteligentes y morenos igual de inteligentes.

Mas:  "Madrid ofrece 1450 plazas en nueva OPE: oportunidades en el Ayuntamiento y organismos autónomos"

En conclusión, la correlación ilusoria es un fenómeno psicológico que puede llevarnos a establecer relaciones falsas entre dos variables. En el caso de los estereotipos, este sesgo cognitivo nos lleva a simplificar y generalizar sobre determinados grupos de personas, sin tener en cuenta las diferencias individuales y los múltiples factores que pueden influir en su comportamiento.

Fuente: ¿Qué es la correlación ilusoria y cómo funciona? (Mundopositor)

Enlace a la convocatoria:

Convocatoria

Web | + posts

Deja un comentario